Utilizar la sucesión corporativa como una oportunidad para la digitalización

Las pequeñas y medianas empresas son un pilar importante de la economía alemana y su sucesión es una cuestión destacada. Por ejemplo, cada vez más propietarios de pequeñas y medianas empresas (PYME) están pensando en dejar de fumar debido a la edad. Según KfW Research, el cambio demográfico y la escasez asociada de trabajadores calificados aumentan aún más la necesidad de sucesores y al mismo tiempo dificulta la búsqueda de sucesores. Ya, más de 1,5 millones de propietarios tienen 55 años o más. Por lo tanto, la necesidad de sucesores cualificados aumentará aún más en los próximos diez años.

No se trata sólo de una oportunidad para los emprendedores que quieren hacerse cargo de una empresa y, por lo tanto, convertirse en autónomos. Un cambio de liderazgo en la empresa también ofrece la oportunidad de enfocarse en la digitalización y abordarla estratégicamente. Después de la transformación digital, las empresas tienden a ser más ágiles, los clientes son más felices y las ventas también están aumentando. Así lo demuestra el índice de digitalización compilado por la firma de investigación y analistas Techconsult en nombre de Deutsche Telekom. Estos cinco pasos ayudan a las PYME a acercarse a este objetivo en la planificación estratégica:

1. Compruebe cuidadosamente las opciones
Aquellos que están planeando una sucesión de empresas sólo deben preseleccionar empresas que se ajusten a sus propias ambiciones y objetivos. En este contexto, es importante examinar cuidadosamente el modelo de negocio y la industria en la que se basa la empresa individual. Esto incluye una visión general completa del día a día de las empresas, así como su infraestructura y el status quo de personal. Hay que responder a las preguntas, por ejemplo, sobre el potencial de crecimiento de la empresa respectiva, qué inversiones están previstas, en qué stand se encuentran el parque de máquinas y la TI y si los empleados con mayor conocimiento permanecerán después del cambio de propiedad.

2. Impulsar la realineación digital
Los sucesores de la empresa también deben comprobar en qué medida la digitalización en funcionamiento ya está avanzada. Los sucesores de la compañía ahora tienen el derecho de iniciar o impulsar aún más la digitalización en el funcionamiento. Si el desarrollo en este sentido todavía está en su infancia, los sucesores tienen la oportunidad de repensar los procesos y parecer más innovadores como una empresa en el mercado. Solo aquellos que puedan mapear digitalmente flujos de trabajo y modelos de negocio seguirán siendo competitivos, incluso en la competencia global.

En este contexto, la sucesión empresarial puede ser una oportunidad para lograr un cambio de paradigma e implementar una nueva cultura corporativa más digital. Una medida útil en este contexto es promover el know-how digital de los empleados en forma de cursos o talleres de formación adicionales. Si se requieren más habilidades, los sucesores pueden crear nuevos puestos de trabajo y llenarlos con profesionales contratados externamente con los conocimientos digitales adecuados.

3. Encontrar contacto con los empleados
En los procesos de sucesión, es necesario un diálogo estrecho con los empleados desde el principio. La comunicación abierta ayuda a aumentar la aceptación entre la fuerza de trabajo para los cambios planificados, como las medidas de modernización. Al dirigirse personalmente a cada individuo y destacar nuevas oportunidades de desarrollo, los sucesores de la empresa pueden generar confianza con los empleados y fortalecer el espíritu de equipo. Los procesos de digitalización también son siempre procesos de cambio con los que las empresas implementan una nueva cultura corporativa con forma digital.

4. Planificar el proceso de traspaso
Cuando la gestión de una empresa se entrega a un sucesor, un proceso de traspaso bien estructurado tiene sentido en dos aspectos. Por un lado, el nuevo propietario se introduce en las estructuras de la empresa. El predecesor le familiariza con las tareas operativas necesarias y lo presenta a los clientes y socios comerciales. Por otro lado, el antiguo gerente de la compañía puede generar confianza en su sucesor. Después de todo, a aquellos que han construido su propia compañía para toda una vida profesional a menudo les resulta difícil poner el trabajo de su vida en manos de extraños. Por lo tanto, un período de transición común ayuda a ambas partes, profesional y emocionalmente.

5. Obtenga asesoramiento experto
Las muchas preguntas que son importantes en una sucesión de empresa difícilmente pueden ser respondidas por su propia iniciativa o rápidamente. Por lo tanto, es importante buscar el asesoramiento de expertos. Por ejemplo, puede ayudar con problemas legales, explicar aspectos fiscales o estimar cuánto puede costar una empresa. En este contexto, los bancos, por ejemplo, asesoran sobre cuestiones relativas a la financiación del precio de compra de una empresa. En resumen, cualquier persona que esté preocupada por la idea de una sucesión de una empresa no tiene por qué temer tener que gestionar todo el proyecto solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *